viernes, mayo 9

Receta para preparar una maratón de teatro amateur

A pedido de JL

INGREDIENTES:
Fallera mayor, 1
Tipos/tíos que de a poco me van reconquistando, 3
Mini escenas que no van a ningun lado, perdí la cuenta
Locos lindos, 5
Palos de escoba, 4
Actores que habla bajito, 2
Actores que habla bajito para mi sordera, muchos
Obras montadas con 3 sillas, varias
Mujer que siempre quiere hacer de loba, 1
Tema homosexualidad, repetidísimo
Público que se ríe cuando no corresponde, varios
Móviles sonando, NINGUNO!!!!
Partidas de solitario en el móvil, 2
Vergüenza ajena, mas de la que mi estómago tolera
Gente que ama el teatro (aunque a veces no lo parezca), todos

PREPARACION:
Mezclar todos los ingredientes en un Gran Teatro con el patio de butacas lleno, e intentar pasarlo o soportarlo lo mejor posible.

SOBREMESA:
Juntarse con los amigos a criticar lo visto, y acabar la noche en la inauguración del nuevo bar de ambiente tomando unas cervecitas.


Este post es casi un chiste interno, lo siento.


Tags: X Maratón de Teatro Amateur, Elche, Gran Teatro

3 comentarios:

Ruth dijo...

Te ha faltado indicar la dosis de amor propio que se distribuyó sobre el escenario. ¿Había mucho?

torsimany dijo...

Móviles sonando, ¿NINGUNO? ¿Estás segura de eso? Yo me fui antes de que la cosa se pusiera fea, pero he de reconocer que es todo un logro que a nadie se le escapara un móvil.

Las dosis de vergüenza ajena son generosas en este tipo de acontecimientos, para desgracia de muchos. La estrategia para sobrevivir consiste en aumentar nuestra capacidad de abstracción y ser capaces de imaginar durante un cuarto de hora que corremos descalzos por una pradera en un valle alpino.

Por otra parte, los palos de escoba siempre serán parte fundamental de las compañías (de teatro) low-cost.

Negra Murguera dijo...

Ruth: no se yo cuanto se quiere gente que hace SEMEJANTES RIDICULOS!

Torsimany: Estoy segura dentro de lo que mi baja audición me lo permite. Igual me equivoco.
Y lo de la abstracción es un instinto de supervivencia que todos potenciamos durante esa noche, en distintos momentos (segun el gusto del consumidor)