lunes, mayo 21

Y a propósito del post anterior


Me han tocado clientes que me hicieron encender varios móviles buscando el que sonara mejor, o me piden que les ponga el himno del barca, o la canción de Shakira y hasta me han cantado la melodía que querían configurar; pero el premio se lo lleva un abuelo que hace unos días se llevó un teléfono nuevo y me pidió que le buscara la melodía mas parecida a la que tenía en su móvil anterior, ya que esa era la que reconocía su loro, que le avisaba cada vez que sonaba diciendo PAPI, TELÉFONO!

Me lo coooooooomooooooooooooo

7 comentarios:

Fernando dijo...

Impresionante cómo algunas personas interactúan con sus animales. En la casa de mi novia el timbre tiene cuatro patas, babea y ladra...

detector dijo...

esto me recuerda al gato Rogelio que abria el grifo de la cocina y tomaba agua con su cabezota girada 90º para calzar sus fauces con el corrito que caia del grifo

Un artista

Para colmo cuando terminaba de beber, la cerraba.

Iago dijo...

VENGA, ME SUMO (más que nada pq yo me sumo a todo, soy de facil convencer, jaja) NEGRA, QUEREMOS TU CONEJO!!! ¿era eso, no?

(Pero oye, se lo lavará primero, no? pq eso de negra mugrienta...)jajajaja)

No es lo mismo el conejo mugriento de la negra, el conejo negro de la mugrienta que el conejo de la negra mugrienta, jaajajaj

Bezos.

Daniel dijo...

¡¡¡Ja, ja, ja!!! Me ha hecho acordar de un perro tartamudo que tuve, que con ciertos tímbres (sobre todo agudos) solía "ladrar" imitando a un lobo, pero con su incapacidad para ladrar quedaba entre gracioso y triste... ¡Pobre Randy!

Pumplafiz! dijo...

Ay, no será al viejo al que se perdió el loro del post anterior, no? me desmayo de tristeza!!!...

El Mostro dijo...

Fascinante.

Ruth dijo...

Maravilloso, espero que le ayudases porque ese señor se lo merece todo. Él y su loro, claro.