martes, julio 19

De corbatas y ascensores



Salí del departamento y un vecino nuevo (lease: que nunca habia visto) esperaba el ascensor.
Me dejó subir primero y me dí cuenta que tenía puesta una corbata.
OOOOOOHHHHHH!!
Un gesto de caballerosidad y una corbata son cosas bastante extrañas por aqui.

La tensión espantosa de ir con alguien en un ascensor (que se siente peor si alguien es del sexo opuesto) es algo que ocurre de igual manera en Argentina, Elche o Kamchatka.

4 comentarios:

Anis Vil dijo...

La tensión puede ser negativa o positiva. Pero lo mejor es cuando es sexual :D

Maillot dijo...

Che... más allá de la corbata y la caballerosidad, ¿está bueno tu vecino nuevo?

Vir dijo...

Decimelo!!! Vivo en el piso 13.. y el minuto con 18 segundos (cronometrado) que dura la llegada a la planta baja, cuando lo hago con alguien extraño me siento horrible!!! Y obvio, mas si es con el sexo opuesto... o con la pendeja de mierda del sexto que me cague a palos... jajajaja!!!

Feliz dia Negra!!!!

Negra Murguera dijo...

Anis: me estoy dando cuenta que por haber vivido toda mi "vida sexual" en edificios sin ascensor o plantas bajas, me perdí la parte de los ascensores.
Mas de uno de los que llevé a mi casa, no hubiera llegado invicto al depto Mueje.
Ahora tengo un ascensor buenísimo, pero vivo en España :P

Mai: Nop. En Argentina hubiera sido un 3.5, aca un 6.5.

Vir: y la pendeja todavía se anima a subir a tu mismo ascensor?
Parece que todavía no escarmentó...