sábado, junio 9

Llevé a la tienda un CD que había grabado de música árabe, quería probar si se escuchaba bien.

Ese día entró en 2 oportunidades gente de Marruecos. En ambos casos, cuando reconocieron la música se asombraron y se alegraron de escucharla. Incluso un chico nos preguntó si ahi trabajaba algún árabe.
El humor les cambió notoriamente, terminaron su compra de forma distendida y sonriente y se despidieron muy amablemente.

Desde entonces todos los días pongo -al menos 1 vez- ese disco.

Me encanta ver como reaccionan cuando se dan cuenta qué musica estamos escuchando.
Me encanta ver la sonrisa que se les dibuja.
Me encanta que les pase lo que me pasaría a mi, si entro en algún lado donde estuvieran escuchando música argentina.

5 comentarios:

Ruvias Intelijentes dijo...

ainnnnns... como lo hentendemos.... snif, snif!!!!

MentesSueltas dijo...

Hola, sin mucho tiempo, pasaba a saludar y dejar mi cariño.
MentesSueltas

Don Juan de Bouchard dijo...

Como cuando entro a un almacén atendida por mexicanos y están escuchando Enanitos Verdes o Vilma Palma... me da vergüenza ser argentino!

nennella dijo...

eso es hacer sentir en casa a la gente negra! a mí me pasó eso cuando en la clase de spinning pusieron Estopa!!

Anis dijo...

DJ: A vos te da verguenza ser argentino mucho mas alla de los enanitos o VP!