domingo, junio 24

Lloren chicos, lloren!



Las Ruvis con su última A.G.O. me hicieron acordar de uno de los peores momentos de mi infancia: El día que fui a ver Trapito.
Me acuerdo de estar en la puerta del cine y seguir llorando desconsolada abrazada a mi mamá.

Qué angustia! Cómo se puede ser tan cruel?
(y no me refieron a mis padres -es el único trauma que les perdono- sino a García Ferré)

8 comentarios:

Ruth dijo...

Todo el cine infantil de aquellos años era cruel y despiadado. Hemos sobrevivido a Bambi, Dumbo, Heidi, Marco,...,. ¡Qué manera de traumatizar a una generación!

Ruvias Intelijentes dijo...

solo hel nomvre lla da muchisima pena!!!!

El Mostro dijo...

García Ferré apestaba!!!

Jose Luis dijo...

Que horror!

Me va a costar superar esto...me parece triste con 30 añazos...imaginate con menos...

Todo...desde la música, a la animación, el nombre, todo...

ARGH!

Araña Pollito dijo...

Me habia olvidado de eso... demonios. Creo que estaba entre las peores junto a una de un caballito marrón y todos los perros van al cielo.

Weltklang dijo...

En realidad los cineastas que hacen peliculas para chicos no son crueles, son unos sadicos malparidos.
Entonces, para revocar tanto llanto de niño innecesario, propongo:
Piquete y quema de los estudios disney, dineyworld, disneyland, estudios Dreamworks, ajusticiamiento publico de spilberg (por perpetrar ET) expropiación de estudios garcia ferre y partidito de futbol con el fiambre del viejo

slds
W

Anís dijo...

Che y como sigue la pelicula??? Yo no la vi!!! :(

Negra Murguera dijo...

Weltklang: mejor los obligamos (poniendole el aparato de La Naranja Mecánica) a ver todas las películas de Franccela.

Anis: no recuerdo el argumento, solo el sufrimiento que pasé.