viernes, octubre 19

Si no fuera porque

  • El 01/09 entré en la web del consulado argentino en Barcelona y conseguí turno para el 17/10
  • Cuando llegué a Barcelona se largó un chaparrón impresionante que me hizo quedarme un rato mas en la terminal.
  • Llevaba mal la dirección del consulado y al llegar al número 1 de Paseo de Gracia no lo encontré.
  • Lo llamé a Detector para que me buscara la dirección buena, y nos quedaramos 17 minutos hablando porque me armó un city tour de emergencia.
  • Pasó una chica a mi lado con un vaso de Starbucks y me tentó tanto el olor que salí a buscar el local mas cercano.
  • A pesar de tener turno para las 11:00, decidí ir antes por si me podían atender enseguida y ya me liberaba.
  • Cuando llegué al edificio había tanta cola para el ascensor que subí los 2 pisos (que parecían 4) por escalera

No hubiera llegado a la puerta del consulado EN EL PRECISO INSTANTE que salía Vanesa, una ex compañera de trabajo, con la que tuve muchísima onda en una época, y que hacía mas de 5 años que no sabíamos nada la una de la otra.


Este hubiera sido el momento mas sockeante de mi paso por la ciudad Condal, de no ser porque por la tarde -haciendo caso a las indicaciones de Detector- me fuí a La Barceloneta y vi en una terracita al tipo que me dejó sin trabajo en Argentina, que justamente era jefe de Vanesa.
Lo reconocí inmediatamente, sin embargo enseguida pensé: no, debe ser algún infeliz que tiene la mala suerte de tener la misma cara de pelotudo, pero sin embargo al mirar a sus acompañantes, reconocí a la putita del conmutador, que desde siempre se dijo que era su amante, lo que confirmó totalmente que eran ellos.

Hable anteriormente de Vanesa aca y aca

6 comentarios:

Ruth dijo...

Ostras, con lo grande que es Barcelona y que hayas ido a encontrarte con tanto conocido.

¿Y al tipo ese no le insultaste, ni le escupiste, ni nada parecido?

detector dijo...

La venganza es un plato que se sirve frio.

Y?
Hiciste algo?


seguro que no........

Abencerraje dijo...

Vaya jornada, dos casualidades, una hermosa y la otra patafísica... Es posible que Barcelona tenga algún tipo de magia, igual por eso estoy planeando irme pa'llá.

PD. Galeano en las cigarras, entrevista de 1988. ENTRA

Anís dijo...

Impresionante...

JC dijo...

Creo que te lo he dicho otras veces. Y si no es así, lo habré pensado, pero me encanta como escribes.

Ayelén dijo...

Que piratón tu ex jefe...la putita del conmutador jajaja