jueves, noviembre 2

Crítica Bartholina


La película no me sonaba de nada, asi que leí la sinópsis del programita de la filmoteca y con la idea de ampliar los trayectos que venía transitando todo el feriado/festivo: de la cama a la heladera y de la computadora a la cama, me vestí y me fui al Odeon. Y de paso podría estrenar el nuevo pase mensual de autobus, al que le dedicaré un post aparte.

En cuanto los actores empezaron a hablar y oí el acento shileno tan inconfundible, me di cuenta que era la primera vez en mi vida que veía una película made in Chile y que ni siquiera había oído nunca hablar de la industria cinematográfica chilena.

La historia no está mal pero eso no es lo importante, al menos para mí.
Toda la película se desarrolla en la habitación de un telo/picadero/motel donde los actores hacen lo que cualquiera en la habitación de un telo/picadero/motel. Por lo que pasan la mayor parte del tiempo en pelotas, o casi.
Hay varios desnudos totales, de frente, de espaldas y de coté; no solo de ella (que es lo mas común) sinó de EL. Y eso fue para mi motivo mas que suficiente para declararme fan de En la cama.
(convertida mas tarde en motivación)

Gonzalo Valenzuela no solo tiene casi todo lo que me encanta en la cara de un hombre -ojos chiquitos, lunar en la mejilla, labios medio pelo pero boca grande y muy linda sonrisa y barba de 2 días-, sino que tiene un cuerpazo que no se puede creer!

Obviamente lo primero que hice cuando llegué a casa fue googlearo y ahi descubrí lo que durante los 85 min de la película no había logrado recordar ¿de donde lo conocía? De alguna vez que vi Machos.

Y tambien descubrí que en Argentina es bastante famoso.
Lo de la boluda de Juanita Viale es cierto???


Bonus Track:Una crítica como corresponde

4 comentarios:

Anís dijo...

Lo de la Viale es cierto. Y deberías saber que le dicen "El manguera". Lo dejo a tu imaginación.

Negra Murguera dijo...

No hace falta imaginarme nada.
Lo vi con estos ojos O.O

Anís dijo...

Apaaaaaa, cierto que era una película en bolas XD

Ruth dijo...

No, claro, si ya decía yo. Es justo lo que iba a preguntarte, si al hablar de cuerpos te referías al cuerpo del delito. Ya veo que sí. Pues nada, habrá que ver la peli.