sábado, noviembre 4

La necesidad tiene cara de hereje


Un día como hoy (frio y lluvioso), que apetece un montón comer chocolate y sin ninguna gana de salir a la calle, me acabo de comer una Rodhesia* que venció en septiembre del 2004.
Sobrevivió a miles de limpiezas de heladera/nevera, porque era incapaz de tirarla.
Lo curioso es que aparte de estar muy buena de gusto, estaba re crocantita, como recien comprada.


Rodhesia= su similar español sería un KitKat

3 comentarios:

josmachine dijo...

Preveo una seguna parte de esta entrada, una vez que la Rodhesia haga su efecto.

Ruth dijo...

JAjaaajajaja. Este Jos...,.

De algo hay que morir.

Anís dijo...

Yo también la hubiera comido che!