viernes, marzo 9

No es amor lo que sangra


Miles de veces me desperté por frío o calor.
Por estar meandome, por una pesadilla o una preocupación, pero anoche me despertó una hemorragia nasal.

Primero y todavía entredormida creí que era esa "agüita" tan molesta típica del resfrío, pero al sentir la temperatura y el gusto del líquido, me di cuenta de lo que pasaba y no fue nada agradable el despertar.

Es bastante normal en mi que me sangre la nariz, pero jamas me había pasado durmiendo.

1 comentario:

Fernando dijo...

Como se dice en mi barrio, "cambiá de puntero"