domingo, octubre 29

CR¡S¡S!!!


Desde hace unos años -creo que empezó en el 2000. Otra que el Y2K...- sufro de síndrome depresivo pre cumpleaños (SDPC). Normalmente empieza un mes antes y acaba el día mismo de mi cumpleaños (ya que eso de sentirnos recordados, queridos y mimados, cura a cualquiera)

El año pasado estuve todo el mes de octubre en Argentina, y entre el trajin que llevaba y el estado de ánimo ABSOLUTAMENTE FENOMENAL que experimentaba, nada podía cambiar mi humor. Cuando llegué se me vino la fecha encima tan rápido, que tampoco tuve tiempo de deprimirme.

Será por esto que ahora me agarró el doble de fuerte?
O será porque es normal que cada año sea mas heavy que el anterior?
O tal vez, que el hecho de haber vuelto a cumplir -el jueves- un año sin tener sexo con un ser vivo es algo tanto o mas deprimente que ser un año mas vieja?

Encima, el hecho de conocer cada vez a mas gente y que TODOS mencionen mi cumpleaños y reclamen el correspondiente festejo, no me está ayudando nada.

5 comentarios:

Ruth dijo...

¡Mi cumpleaños es hoy!

Yo, hace tiempo, sí tenía crisis, hasta que decidí dejar de tenerlas y cumplir años me gusta, aunque no invito nunca a nada. Siempre digo lo mismo: es mi cumpleaños, invitadme a mí.

El secreto: NO hacer balance del año. ¿Para qué? Sea como sea, el tiempo sigue pasando igual.

¡Ah! Y para que nadie se quede con la duda, cumplo 31.

Eduardo Boix dijo...

áNimo negra que sabes que te queremos mucho. Un besazo

Felicidades Ruth

AMERGIN dijo...

Siempre me gustaron las bendiciones. Por eso, con especial afecto y sincero sentimiento le dejo una antigua bendicion Celta que goza de mi preferencia:

Que el camino salga a tu encuentro. Que el viento siempre esté detrás tuyo y la lluvia caiga suave sobre tus campos.
Hasta que nos volvamos a encontrar, que Dios te sostenga con el puño de Su mano y nunca apriete mucho Su puño.
Que vivas por el tiempo que tu quieras, y nunca quieras vivir tanto como vives.
Recuerda siempre olvidar las cosas que te entristecieron, pero nunca te olvides de recordar las cosas que te alegraron.
Recuerda siempre olvidar a los amigos que resultaron falsos. Pero nunca olvides recordar a aquellos que permanecieron contigo.
Recuerda siempre olvidar los problemas que ya pasaron, pero nunca olvides recordar las bendiciones de cada día.
Que el día más triste de tu futuro no sea peor que el día más feliz de tu pasado.
Que nunca te quedes sin techo y que los amigos reunidos debajo de él, nunca se vayan.
Que tengas palabras cálidas en un frío anochecer, luna llena en una noche oscura, y que el camino siempre se abra a tus puertas.
Que haya una generación de hijos en los hijos de tus hijos.
Que tus vecinos te respeten, los problemas te abandonen, los ángeles te protejan, y el cielo te acoja,
Que la fortuna te abrace y las Bendiciones te contemplen.
Que tus bolsillos estén pesados y tu corazón ligero. Que la buena suerte te persiga, cada día y cada noche.
Muros contra el viento, un techo para la lluvia, y bebidas junto a la fogata -
Risas para consolarte y aquellos a quienes amas cerca tuyo, y todo lo que tu corazón desee!
Que Dios esté contigo y te bendiga. Que el infortunio sea pobre, rico en bendiciones.
Que no conozcas nada más que la felicidad desde este día en adelante.
Que Dios te conceda muchos años de vida, de seguro Él sabe que la tierra no tiene suficientes ángeles

QUE TENGAS UN EXCELENTE DIA!

Anís dijo...

Parece que las escorpianas nos atraemos de forma misteriosa.
Ojalá pudiera estar más cerca en estos momentos...

Ruth dijo...

Coincido con Anís. Mis mejores amigas siempre han sido escorpio.