lunes, octubre 23


Esta mañana cuando caminaba hacia el trabajo, me crucé con MUCHISIMOS marroquies y negros -en su mayoría hombres, muchos de ellos vestidos con sus túnicas, incluso los niños- que iban al Parque de Tráfico.

Sin recordar lo que había hablado con Paulo ayer -que me habló de los feriados/festivos que habia esta semana en Singapur-, me imaginé que sería alguna fiesta religiosa musulmana, porque a esa hora (9.00) qué otra cosa podía ser, y porque todos llevaban alfombritas o lonitas, de las que usan para rezar.

Al mediodía, viendo las noticias, me enteré que era el Id al Fitr, y que en muchas otras ciudades españolas se habían juntado a celebrarlo.

Me dió mucha bronca ser pobre y tener que trabajar.
Me hubiera encantado ser testigo de esa celebración.
Y me encanta saber que a pesar de los problemas de integración que tienen estas dos comunidades, puedan seguir cumpliendo sus tradiciones.

3 comentarios:

Ruth dijo...

No sé si te hubirean dejado asistir a la fiesta, por aquello de ser mujer.

AMERGIN dijo...

Por aca circula la noticia de que en toda Europa los "prohombres" están preocupados por el tema de la religión musulmana, debido a que las estadísticas muestran que prontito serán mayoría en el viejo mundo. Cuando ello llegue no sólo tendrá oportunidad de concurrir a las festividades y rituales sino que probablemente serán días feriados. Probablemente para entonces en su /nuestro País, ya tendremos un presidente Coreano, mientras los hermanos Peruanos abandonarán sus estudios Incaicos para dedicarse de lleno al estudio del Ikebana (vote a Fujimori y siga luchando)

Ruth dijo...

La diferencia entre los musulmanes y los católicos es que los musulmanes SÍ practican su religión.